El 11 de noviembre de 2017, tuvo lugar el IV Encuentro Violeta en el Planetario de Pamplona, que trató sobre “La incidencia de los movimientos de asociaciones de mujeres en las políticas públicas”.

Los objetivos que se establecieron para el Encuentro, fueron los siguientes:

  1. Buscar estrategias que faciliten que las acciones o reivindicaciones de los movimientos de mujeres, tengan incidencia en las políticas públicas.
  2. Concienciar sobre las múltiples discriminaciones que sufren algunos colectivos de mujeres, y visibilizar sus esfuerzos por la consecución de la igualdad.
  3. Dotar a las mujeres de herramientas para su empoderamiento.

Más de 40 mujeres se reunieron, pertenecientes a diferentes entidades y/o colectivos (INAI, Colectivo Urbanas, Foro Miran,  Ayuntamientos, Gaz Kaló, Cocemfe…) y particulares.

La metodología del Encuentro se basó en conferencias y taller de trabajo.

Al inicio, Carmen Castro, doctora en economía y experta en políticas europeas de género, realizó la conferencia marco del Encuentro, reflexionando sobre las claves para la incidencia de los movimientos de mujeres, en las políticas públicas.

Posteriormente, el taller de trabajo lo dinamizó Rafaela Pastor, activista feminista y presidenta de la Plataforma de Apoyo al Lobby europeo de mujeres. En el taller se trabajaron las estrategias para la incidencia.

Además, se pudieron conocer diferentes experiencias de empoderamiento para la participación, con las ponencias de mujeres pertenecientes a la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), a la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra (GAZ KALO) y al Grupo de formadoras de Autodefensa feminista (ADFeminista).

Las aportaciones de las participantes, en general, fueron las siguientes:

  • La importancia de la lucha colectiva de mujeres para la consecución de derechos y libertades.
  • La necesidad de concienciar de la situación particular de mujeres que sufren doble discriminación, por razón de raza o discapacidad.
  • Visibilizar la necesidad de integrar esta perspectiva en la lucha por la igualdad.
  • La posibilidad de utilizar la autodefensa feminista como mecanismo de empoderamiento individual y grupal y de prevención de situaciones de violencia.