En la actualidad, un grupo de 5 mujeres de diversas Asociaciones de Mujeres de Pamplona están trabajando en la construcción de una obra teatral basada en la metodología del Teatro Foro-Oprimidas, cuyo eje central es la palabra Feminismo.

A través de esta herramienta se quiere provocar la reflexión y análisis del término Feminismo, destigmatizarlo, reapropiarlo y, reubicarlo. La obra ha sido construida por las mismas actrices, a través de este trabajo se reapropian del concepto e, invitan a la reflexión al público asistente con el fin de sensibilizar y visibilizar a través de la perspectiva feminista.

¿Qué es el Teatro Foro-Oprimidas?

El Teatro de las Oprimidas (TO) es una metodología teatral creada por el dramaturgo brasileño Augusto Boal y basada en la Pedagogía del oprimido de Paulo Freire, llevada al terreno práctico mediante el teatro.

El TO permite a quienes lo practican ejercitarse para la acción en la vida real, ayudando a tomar conciencia de las posibles consecuencias de nuestras acciones. Es un recurso Humano que permite la observación de una persona en acción y la identificación colectiva con esta persona.

Así cada persona con la ayuda del grupo puede imaginar diferentes formas de comportarse en situaciones adversas, probarlas para ver cómo funcionan e inventar conjuntamente alternativas que después aplicar en la vida real. Así pues, plantea una ruptura de las barreras entre público y artista, entre platea y escenario, e incide en la potencialidad, no de la espectadora, sino de la espectactora como sujeto activo que toma parte en el marco social y político al que pertenece. Así pues, parte de la base de que en cada ser humano hay un artista que necesita expresarse y por tanto una obra escénica debe ser un diálogo fluido entre actrices y público, un ritual compartido y entendido bidireccionalmente.

Después de la creación y montaje de una obra de teatro, en la representación, una de las participantes del grupo, activará un debate con el público asistente. Ésta se llama jocker o comodín. Está lejos de ser una animadora y/o una moderadora de un debate, ya que se pretende que la representación de obra active al público que se ha identificado con el problema planteado.

Así pues, una vez representada la obra se invita al público a hablar sobre lo que han visto y en particular de la situación de la oprimida. Cuando alguno de los espectadores expresa su punto de vista, el jocker puede invitarlo a sustituir al actor que representa al oprimido en el escenario. En este momento el espectador deviene activo ante el problema y, por ello, Boal lo denomina espect-actor. La condición esencial para que este tipo de teatro se de es que el espectador ha de ser el protagonista de la acción dramática y se prepare también a serlo de su propia vida. Se utiliza pues el teatro como un arma de liberación con el objetivo de desarrollar en los individuos la toma de conciencia social y política. El teatro foro es el teatro de la primera persona del plural. Por tanto, es más sencillo cuando el público sufre la misma opresión de lo que es representado en la obra para que se revele algún aspecto de la cotidianidad colectiva.